¡¡¡ bienvendidos miembros del jurado !!! esta web ha sido crada para ser leida por los miembros del jurado del premio del consejo social a los mejores estudiantes erasmus de la universidad rey juan carlos. espero que disfruten de su lectura tanto el excmo. sr. presidente del consejo social como el excmo. vicerrector de relaciones internacionales, al igual que el director del Servicio de Relaciones internacionales y los dos vocales del Consejo social

miércoles, octubre 11, 2006

La residencia de estudiantes.

La llegada a mi residencia, lo que sería mi nuevo hogar, fue un auténtico impacto.
Llegué de madrugada con el coche cargado hasta los topes. Después de unos 2.500 kilómetros estaba harto de carretera y me apetecía muchísimo ver aquello que se convertiría en el centro de mi nueva vida.
La residencia es de primera. Es una residencia nueva construida al lado de la universidad. Mi amigo Luis, que me hizo el favor de reservarme una habitación, ya me había dicho que estaba muy bien, pero superó mis expectativas.
Me sorprendió mucho la calidad de las instalaciones y lo moderno que era todo.
Cuando llegué de madrugada la recepcionista me dio las llaves del garaje y me dijo que teníamos ascensor hasta el piso segundo, que es donde estaba mi habitación.
Nada más llegar, tras subir lo imprescindible y echar un vistazo a la habitación, lo primero que hice fue darme una ducha rápida y dormir.
Al día siguiente, me despertó la luz que entraba por los grandes ventanales, así que fui a cerrar la persiana para seguir durmiendo, pero no pude, porque en Austria no se estila eso de tener persianas. Únicamente teníamos cortinas en la habitación, algo que no me vino del todo mal para levantarme pronto cada día.
Las habitaciones son amplias, con buena luz y tienen todo lo que un estudiante puede necesitar: una pequeña cocina, un cuarto completo y pequeño para no limpiar mucho, armarios, estanterías, una buena mesa de trabajo, televisión, teléfono y buena conexión a Internet.
El primer día tuve que limpiar un poco el polvo y virutas de madera de los armarios. Luego subí todo el equipaje del coche, lo organicé y decoré rápido la habitación con algunas cartulinas de colores para dar un poco de alegría al tono anaranjado-amarillento predominante en la habitación.
Con el tiempo, aquello fue convirtiéndose en mi hogar, lo decoré con mis cosas y con algunos regalos que me hicieron durante este año.
Aquella habitación Nº237 se convirtió en mi casa, en mi mundo durante mi vida como estudiante erasmus.
Una habitación de una residencia de estudiantes también es constantemente un lugar de reuniones con los amigos. La habitación se convierte en una sala multifunciones donde unas veces se estudia, otras se escucha música mientras se lee un buen libro y otras muchas veces se junta uno con sus amigos.
Las fiestas son bastante espontáneas en la residencia: vienen a verte dos o tres amigos, te tomas algo, charlas un rato mientras escuchas música y ya tienes una pequeña fiesta. Si quieres que la fiesta aumente de tamaño es tan sencillo como dejar la puerta abierta o llamar por teléfono a otras habitaciones para invitar a más gente.
En la vida dentro de la residencia es muy normal quedar para ver una película en el ordenador, para estudiar o quedar para comer, cenar o simplemente charlar. un rato mientras te tomas algo.
Tener tu propia habitación sin depender de ninguna otra persona en el día a día te permite llevar una vida independiente.
Una vida en la que cada cosa que haces depende de ti, de lo que te apetece hacer en cada momento y de cumplir con las obligaciones que has aceptado.
La vida en la residencia es una vida en comunidad, donde constantemente tienes amigos que te visitan y a los que puedes visitar.
Una vida en la que tan pronto quedas para ir a correr o jugar al fútbol con el vecino de enfrente como vienen cinco amigos a buscarte para ir a una fiesta.
A pesar de vivir en lo que muchos llamaban un gran hermano por lo intenso de la convivencia en muchas ocasiones, siempre te quedaba tu habitación, ese lugar privado donde no dependes de nadie y puedes relajarte y hacer tu vida, es decir, aquel lugar refugio en el que uno puede encontrarse a sí mismo.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me gusto tu blog!

miércoles, mayo 05, 2010 12:34:00 a. m.

 
Anonymous residencia de estudiantes said...

Sin duda son muchas las experiencias vividas en las residencias de estudiantes. Saludos.

jueves, diciembre 11, 2014 8:30:00 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home